Descripción de la Práctica

Un modo de vincular a la sociedad civil en la fiscalización es a través de la creación de un canal para la presentación de denuncias sobre la existencia de irregularidades en el manejo de recursos públicos.  Las EFS pueden aprovechar estos mecanismos en la etapa de definición de la planificación de auditorías, como al momento de la realización del trabajo de campo. Este tipo de vinculación permite conocer y atender las demandas de la ciudadanía, pero también ayuda a la entidad a identificar algunos puntos que deberían ser auditados.

Indicadores:

  • Existencia de un área en la EFS encargada de recibir denuncias
  • Claridad y accesibilidad en la información disponible – y difundida – respecto a los procedimientos para presentar denuncias
  • Disponibilidad de canales tanto virtuales como físicos para presentar denuncias
  • Posibilidad de realizar presentaciones de manera anónima
  • Existencia de mecanismos de supervisión y monitoreo del estado de las denuncias presentadas a través de distintos canale

Implementación de la práctica por EFS de Latinoamérica

 




Buenas Prácticas:

  • Funcionamiento de la Línea ética de denuncias de la ASF de México (Documentación de la práctica)
  • Micrositio para sugerencias y denuncias ciudadanas de la CGR de Chile
  • Sistema de evaluación y seguimiento de las denuncias ciudadanas de la CGR de Colombia

Sitios y documentos de interés:

  • Análisis del rol de la ciudadanía en el control de ejecución, y la función de las denuncias ciudadanas en México- Video Programa 59
  • Artículo sobre  “1-800-eticos”, sistema de denuncias sobre uso indebido de vehículos oficiales de la CGE de Ecuador (pg 30)

Evaluación

Hay un consenso en la región en torno a la incorporación de mecanismos para la atención de denuncias como expresión primaria de la participación ciudadana.  La atención a denuncias se encuentra en casi todas las EFS de la región.  No obstante, no todas las entidades disponen de una dependencia especialmente creada para recibir y tramitar denuncias, sino que muchas veces se trata de oficinas con múltiples funciones, lo que en algunos casos suele limitar los avances en gestión y difusión de la herramienta.

Por otra parte, existen diferencias en la modalidad en que las distintas EFS presentan las denuncias (la opción de realizar presentaciones anónimas, por ejemplo), y el nivel de aprovechamiento que se realiza de las denuncias al momento de planificar auditorías futuras. En este sentido, por ejemplo, algunas EFS han previsto la posibilidad de presentar sugerencias de fiscalización para canalizar de manera discriminada el reclamo más amplio del ciudadano hacia el control público, de aquel que pretende denunciar un hecho específico.